consumo responsable,
infórmate

Hoy se difunde mucha información sobre transgénicos pero no está sustentada, ni se basa en datos científicos. Para tener una opinión objetiva, es necesario obtener conocimientos precisos y confiables sobre las amplias intenciones, ventajas y retos de esta forma de aprovechamiento de los recursos y procesos biológicos, a partir de fuentes acreditadas y confiables. Desde hace más de 30 años, cuando se inició una nueva etapa hacia el aprovechamiento de cultivos vegetales,  las bacterias y levaduras GM ya habían comenzado a utilizarse con seguridad para coadyuvar en la solución de diversos problemas existentes en aspectos fundamentales para el bienestar de la humanidad, tales como el de la salud (medicamentos, vacunas, sistemas de diagnóstico), el de la producción de alimentos (fermentaciones, alimentos balanceados, fortificación), en la recuperación de residuos (digestores, biocombustibles) y en otras industrias.

¿Quiénes autorizan el uso de cultivos de transgénicos?

En nuestro país diversas autoridades competentes, principalmente de agricultura y de medio ambiente (SAGARPA, SEMARNAT), son quienes emiten permisos para la liberación al ambiente y cultivo experimental, piloto y comercial. Las autoridades de salud (SSalud) expiden autorizaciones para consumo humano, animal y para procesamiento de los productos. Otras autoridades (SHCP y SE) intervienen en aspectos relativos al comercio, aduanas, educación e investigación; todas son coordinadas por una comisión federal llamada CIBIOGEM (Comisión Intersecretarial de Bioseguridad de los Organismos Genéticamente Modificados). México firmó el llamado ‘Protocolo de Cartagena’ para la Seguridad de la Biotecnología que establece un esquema global para el manejo responsable de transgénicos. Con base en este compromiso, el Poder Legislativo elaboró y aprobó una iniciativa de ley para el manejo de cultivos transgénicos en México, que se convirtió en la Ley de Bioseguridad de OGM en 2005 . Posteriormente salió el reglamento respectivo así como el Régimen de Protección Especial del Maíz, donde se indican todos los procedimientos que están sujetos a la revisión, consultas técnicas, evaluación y dictaminación final por parte de las autoridades. Finalmente, considerando los métodos para generar cultivos agrícolas, microorganismos y también especies de ganado, con genes adicionales o genes propios modificados, (no todos son transgénicos) son el resultado del la generación y aplicación cuidadosa del conocimiento para la obtención de bienes y servicios de utilidad para la humanidad. El estado actual del desarrollo tecnocientífico y regulatorio en este tema, permite afirmar que:
  • Los OGM y sus productos, son seguros para la salud y son evaluados rigurosamente en cada país. En México se han aprobado más de 135 productos distintos.
  • Han permitido beneficios ambientales y asimismo, se evalúan rigurosamente los posibles riesgos del aprovechamiento sustentable de la biodiversidad bajo procedimientos oficiales.
  • Han logrado incrementar la productividad y un uso más focalizado de insumos, aunque hay factores económicos particulares para cada región y cultivo.
  • Han beneficiado socialmente a más de 50 millones de personas alrededor del mundo, considerando efectos en las familias de los productores.
  • Han modificado positivamente muchos aspectos del comercio mundial de productos agrícolas y es aún una ventana de oportunidad para varios países como el nuestro.

Desarrolla tu propia opinión informada, conoce más sobre los transgénicos y la seguridad alimentaria