9 octubre, 2017

Edición de genes y genomas: ¿la nueva revolución de la biología?

Nombre del autor dupla

Compartir

Cortar y pegar es algo propio de nuestros tiempos, y sin dudas, lo relacionas a eso que haces en tu procesador de textos, en el navegador de Internet o en cualquier sitio donde puedas manipular palabras. El punto es que esto también puede hacerse con los genes y los genomas gracias a los avances de las tecnologías de ADN recombinante que comenzaron luego de conocerse la estructura de dicha molécula, allá por los años 50. Sin embargo, y hasta hace algunos años, “cortar y pegar” genes de forma precisa no era una técnica sencilla, barata y de amplio alcance. Pero algo ha ocurrido; una nueva herramienta, traída desde el mundo de la genética bacteriana, ha llegado a manos de los científicos para revolucionar todo lo conocido. Lo llamativo es que los alcances que puede tener esta técnica son tantos y tan novedosos, que toda la comunidad científica está movilizada. Por eso, hace unas semanas, más precisamente durante los primeros días de diciembre de 2015, científicos de todo el mundo se reunieron en Washington, Estados Unidos, para discutir el potencial de esta técnica y si se deben establecer o no límites a la investigación y sus aplicaciones.

Sobre la forma en que pueden editarse los genes y genomas

En los laboratorios de biología molecular de todo el mundo, en cualquier momento dado los científicos se encuentran editando genes: moviéndolos de lugar, cortándolos y uniéndolos a nuevas secuencias, mutándolos, etc. Lo han hecho desde hace varios años, y en la gran mayoría de los casos, con fines de investigación básica. ¿Para qué lo hacen? Respuestas hay miles. Pongamos un ejemplo simple. Están trabajando con especie bacteriana particular (organismo procariota) y quieren saber cuál es la función que tiene en ese organismo un gen determinado. Entre muchas de las cosas que podrían hacer con dicho gen, como primer paso pueden secuenciarlo, es decir, saber la secuencia en la que las 4 posibles letras (ATGC) están escritas en el genoma y que indicará el tipo de producto al que dará origen ese gen, por ejemplo, una proteína. También pueden mutarlo, es decir, generarle algún cambio en esa secuencia, y ver los efectos que producirá ese cambio en el organismo. Por otro lado pueden reemplazarlo por otro distinto, como si en una pared de ladrillos azules, sacáramos uno de ellos y lo reemplazáramos por otro de color rojo, para lo cual se necesitarían el tan famoso “cortar y pegar”. En fin… pueden manipularel ADN de miles de formas, siempre dentro de los parámetros bioéticos a los que cada laboratorio dentro de un país esté sujeto.

Secuencias

Diagrama by AcercaCiencia. La figura de la doble hélice de ADN fue tomada de wikimedia commons . Autor: Jfreyreg.