18 agosto, 2017

Estudio cuantifica las muertes humanas y pérdidas económicas por retrasar el cultivo de transgénicos en África

Compartir

Un nuevo estudio ha cuantificado teóricamente los costos (tanto en vidas humanas como en recursos económicos) de retrasar la introducción de cultivos alimentarios transgénicos en cinco naciones africanas.

El estudio, publicado el 31 de julio en la revista PLOS One, utilizó un modelo para calcular cómo los retrasos en la introducción de tres cultivos modificados genéticamente (plátano resistente a enfermedades, además de caupí y maíz resistente a insectos) ha impactado en Uganda, Kenia, Nigeria, Benín y Níger.

Según explican los investigadores del estudio Justus Wesseler, Richard D. Smart, Jennifer Thomson y David Zilberman:

“Desafortunadamente, el uso de cultivos transgénicos ha sido muy controvertido. Los gobiernos africanos se encuentran en un dilema cuando enfrentan declaraciones contradictorias de organizaciones internacionales. Si bien esas organizaciones (por ejemplo, las Naciones Unidas) hacen hincapié en la importancia de abordar la malnutrición e instan a los países a utilizar la biotecnología moderna, también advierten sobre los riesgos ambientales del uso de las tecnologías. No es sorprendente que los gobiernos no estén seguros de cuál es la estrategia correcta a seguir.”

“Hemos calculado el valor económico de esta incertidumbre, que es sustancial y cuesta vidas. Los científicos, los responsables de la formulación de políticas y otras partes interesadas han expresado su preocupación por el hecho de que el proceso de aprobación de estos nuevos cultivos causa retrasos que a menudo no son científicamente justificados.”

Los investigadores determinaron que los retrasos en la aprobación de estos tres cultivos han dado lugar a importantes costos económicos y de salud humana, incluyendo desnutrición y retraso del crecimiento:

“Kenia y Uganda (y muchos otros países africanos) tuvieron la oportunidad de seguir el ejemplo de Sudáfrica de adoptar cultivos transgénicos. Si Kenia hubiera adoptado el maíz transgénico en 2006… entre 440 y 4.000 vidas, teóricamente, se habrían salvado. De manera similar, Uganda tuvo la posibilidad en 2007 de introducir el plátano resistente a la sigatoka negra, evitando potencialmente entre 500 y 5.500 muertes durante la última década.”

 

Ver nota completa en:  http://bit.ly/2vUALqE

Notas Relacionadas

Las claves de la historia de la mejora vegetal

- 15 diciembre de 2017

Más beneficios que daños con los transgénicos

- 14 diciembre de 2017

El maíz transgénico Bt y su efectividad para reducir el nivel de micotoxinas cancerígenas en comparación al maíz convencional

- 13 diciembre de 2017

¿SABES LO QUE ES UN TRANSGÉNICO? ¿Y UN GEN?

- 12 diciembre de 2017

LA BIOTECNOLOGÍA NO PUEDE CONTRIBUIR A LA RECUPERACIÓN Y CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE

- 11 diciembre de 2017

ADOPCIÓN DE LA BIOTECNOLOGÍA AGRÍCOLA MODERNA EN AMÉRICA LATINA Y COSTA RICA

- 8 diciembre de 2017