27 julio, 2017

¿Te imaginas un mundo sin cerveza?

Compartir

La biotecnología puede definirse como el empleo de organismos vivos para la obtención de un bien o servicio útil para el hombre. Así, la biotecnología tiene una larga historia, que se remonta a la fabricación del vino, el pan, el queso y el yogurt. El descubrimiento de que el jugo de uva fermentado se convierte en vino, que la leche puede convertirse en queso o yogurt, o que se puede hacer cerveza fermentando soluciones de malta y lúpulo, fue el comienzo de la biotecnología, hace miles de años. Aunque en ese entonces los hombres no entendían cómo ocurrían estos procesos, podían utilizarlos para su beneficio. Estas aplicaciones constituyen lo que se conoce como biotecnología tradicional, que se basa en la obtención y utilización de los productos de ciertos microorganismos.

Hoy en cambio los científicos comprenden cómo ocurren estos procesos biológicos, lo que les ha permitido modificarlos o copiarlos para obtener mejores productos. Saben, además, que los microorganismos fabrican compuestos químicos claves para la industria (aminoácidos, ácidos orgánicos, alcoholes) y enzimas que pueden emplearse eficientemente en diversos procesos, como la fabricación de detergentes, papel y medicamentos.

 

Ver nota completa en: https://goo.gl/J6a6Qv

Notas Relacionadas

Las claves de la historia de la mejora vegetal

- 15 diciembre de 2017

Más beneficios que daños con los transgénicos

- 14 diciembre de 2017

El maíz transgénico Bt y su efectividad para reducir el nivel de micotoxinas cancerígenas en comparación al maíz convencional

- 13 diciembre de 2017

¿SABES LO QUE ES UN TRANSGÉNICO? ¿Y UN GEN?

- 12 diciembre de 2017

LA BIOTECNOLOGÍA NO PUEDE CONTRIBUIR A LA RECUPERACIÓN Y CUIDADO DEL MEDIO AMBIENTE

- 11 diciembre de 2017

ADOPCIÓN DE LA BIOTECNOLOGÍA AGRÍCOLA MODERNA EN AMÉRICA LATINA Y COSTA RICA

- 8 diciembre de 2017