23 octubre, 2017

Interés propio, y no ignorancia, es lo que lidera el rechazo hacia los transgénicos y el cambio climático.

Compartir

Me encontré con el tema del cambio climático en los 80´s cuando ayudé a organizar una mesa de trabajo en el Beltsville Agricultural Research Center. Nuestro objetivo era discutir los resultados e implicaciones de los resientes estudios sobre cambio climático. De lo que recuerdo aún no existía un consenso científico general entre los meteorólogos y científicos sobre la interpretación de los cambios observados, pero hacia inicios de los 90´s los científicos aceptaron que la humanidad había contribuido significativamente al calentamiento global, y más importante, eso era un riesgo de importancia para la humanidad que requería de una respuesta política consensuada.

Este consenso emergente resultó en la Convención sobre el Cambio Climático de la ONU en 1992, lo que llevó al desarrollo del protocolo de Kyoto, adoptado y firmado en 1997 por diversas naciones. Fui parte del equipo de trabajo de la Casa Blanca que inicio las investigaciones y los esfuerzos de divulgación para que el senado ratificara el protocolo. Organizamos mesas de trabajo en diversos lugares, conocimos a varios legisladores y militantes y expertos.

Ver nota completa en: http://bit.ly/2yukj24

Notas Relacionadas

El Nobel Richard Roberts apela al uso de los transgénicos contra el hambre

- 24 noviembre de 2017

Estudio: Los cultivos modificados genéticamente son necesarios para la seguridad alimentaria

- 23 noviembre de 2017

PLANTAS DE TABACO TRANSGÉNICAS PARA LUCHAR CONTRA LA MALARIA

- 22 noviembre de 2017

Papa modificada para resistencia a una problemática plaga muestra resultados exitosos

- 21 noviembre de 2017

SE PRESENTÓ LIBRO DE INVESTIGADORES DE LA UNAM SOBRE MITOS DE LOS TRANSGÉNICOS

- 20 noviembre de 2017

DESINFORMACIÓN: RETO A SUPERAR EN LA PRODUCCIÓN DE TRANSGÉNICOS

- 17 noviembre de 2017